1. No obligados a declarar el impuesto a la renta.

En la actualidad, las declaraciones del impuesto a la renta presentadas por las personas naturales no obligados a declarar, no producen efecto legal alguno, y además, el impuesto a cargo de las personas no obligadas a declarar es la suma de las retenciones en la fuente practicadas en el año gravable. Bajo estas condiciones legales, si alguna persona no obligada a declarar llegase a presentar la declaración con el fin de obtener, por ejemplo, la devolución de retención en la fuente, puede incurrir en  delito de falsedad en documento privado y con la posibilidad de ser sancionado por inexactitud.

Con el proyecto de reforma tributaria, se modifica el articulo 6 del Estatuto tributario para permitir la presentación de la declaración de renta por parte de los no obligados y que ésta produzca efectos legales, posibilitando la devolución de los saldos a favor que se generen por las retenciones en la fuente que les practicaron.

  1. Cambios en los beneficios tributarios por ahorros en cuentas AFC y por aportes en pensiones voluntarias.

Según se lee en el proyecto (Arts 2 y 3), el beneficio a partir del 1 de enero de 2013, ya no sería de “Ingreso No Constitutivo de Renta” sino “Renta Exenta”, igualmente no hacen parte de la base para la retención en la fuente, continuando con el límite del 30% del ingreso laboral o ingreso tributario del año, sin embargo, se impondría un nuevo limite respecto al monto máximo de los aportes con beneficio de exención, el cual se fijaría en 3.800 UVT anuales. ($8.249.000 mensuales tomando como referencia la UVT de 2012)

Pero el beneficio de aportes a pensiones voluntarias perdería atractivo como estrategia fiscal, por cuanto el requisito de permanencia del aporte en dichos fondos se incrementaría de 5 a 20 años (o hasta el momento del cumplimiento de los requisitos para acceder a la pensión de vejez, sustitución o invalidez) adicionalmente, se derogaría la salvedad contenida en el último parágrafo del artículo 126-1 del E.T., norma que permite el retiro de los aportes antes de cumplirse el término de permanencia mínimo, sin que se pierda el beneficio de exención, siempre que se acredite que dichos recursos se destinarán a la adquisición de vivienda.

Se debe tener en cuenta que el límite de las 3.800 UVT anuales del ahorro destinado a cuentas AFC, solo sería aplicable a las cuentas que se establezcan con posterioridad al 31 de diciembre de 2012, por lo tanto, a las cuentas AFC que se constituyan con anterioridad a dicha fecha solo les aplicará el limite del 30% sobre el ingreso laboral o tributario del año.

Menú