Continuamos con el tema de las Rentas Líquidas Especiales y su tratamiento tributario en la declaración sobre la renta.

Comentábamos en el CONSULTORIO TRIBUTARIO de la semana anterior, que el tema es muy especial y muy poco tratado en la doctrina administrativa de la Dian. Agregamos también para destacar, que muy escasos libros de derecho tributario aplicado lo abordan.

Se señaló con énfasis, que el Estatuto Tributario contempla regímenes o sistemas ordinarios y especiales para determinar la renta bruta, o la renta líquida de un contribuyente dependiendo de la actividad generadora de renta. El artículo 26 del E. T., señala el procedimiento ordinario para determinar la renta líquida gravable de una actividad generadora de renta, siempre y cuando no se consagre un sistema especial en razón del ingreso realizado. En éste sentido, los sistemas especiales son 1) Las denominadas Rentas Brutas Especiales 2) Las Rentas Líquidas Especiales, y 3) Las Rentas Gravables Especiales.

Como “rentas líquidas especiales”, su noción y tratamiento tributario en el respectivo formulario de la declaración de renta (F. 110 o 220), implica desde el punto de vista técnico y jurídico que son partidas que no pueden ser afectadas con ningún tipo de costo o deducción.

Continuando con los ejemplos, ejemplos de casos muy típicos que suceden a menudo en las actividades empresariales, por ejemplo, armonizando los artículos 90 y 196 del Estatuto Tributario, lo relacionado con:

2. La recuperación de cantidades concedidas en años anteriores como deducción de la renta bruta por a) “perdidas de activos fijos” de que trata el artículo 148 del E.T. b) “deudas de dudoso o difícil cobro, o de “deudas manifiestamente pérdidas o sin valor”, de los artículos 145 y 146, c) “pensiones de jubilación o invalidez” del art.113, o cualquier otro concepto hasta concurrencia del monto de la recuperación” (Leer art. 195 inciso 1, y art. 197): Para ilustrar lo anterior, pensemos en dos situaciones especiales :

Ejemplo: Una empresa, al cerrar el año gravable 2009 determinó que su provisión fiscal de cartera comercial fue de $ 25.000.000, por lo tanto, solicitó como deducción fiscal por el año gravable 2009 éste mismo valor. Supongamos que al cierre fiscal del año gravable 2010, su provisión de cartera comercial quede en la suma de 20.000.000. En ese caso, debe registrar un “ingreso recuperación fiscal de provisión cartera” por 5.000.000. Este ingreso así formado y registrado, es una “renta líquida especial” por recuperación de provisión de cartera otorgada en años anteriores.

3. También es “renta líquida especial”, la utilidad que generan los contratistas en los contratos de servicios autónomos que implican la existencia de costos y deducciones (los contratos de obra o construcción tratados por los artículos 200 al 202 del E. T. Significa que ingenieros civiles o arquitectos u otros profesionales que desarrollan tales contratos deben conocer que sus “utilidades” netas del desarrollo del contrato son “renta líquida especial”.

4. El artículo 204 del E. T. que contempla, que es renta líquida especial el 60% de las regalías por concepto de explotación de películas cinematográficas que perciban en Colombia las personas naturales extranjeras sin domicilio en Colombia y las compañías sin domicilio en Colombia.

5. Igualmente en el artículo 204-1, señala que el 80% de lo que reciban en Colombia por explotación de programas de computador, las personas naturales extranjeras sin domicilio en Colombia y las compañías sin domicilio en Colombia.

6. La recuperación de pérdidas compensadas en años anteriores pero modificadas mediante liquidación de revisión (art.199): Significa que si en la declaración de renta, por ejemplo, la del año 2.008 una sociedad arrojó perdida fiscal y ésta se compensó en la declaración de renta del año 2009, pero al auditar o revisar la declaración del año 2008 por parte de la Dian (La Dian cuenta con cinco (5) años), encuentra que la perdida no es procedente, su rechazo total, pensamos en principio que implicaría corregir la declaración de renta del año 2009 donde se encuentra compensada. Sin embargo, la norma nos lleva a entender, que el valor rechazado será reflejado como “renta líquida especial” en la liquidación de revisión que la DIAN le hará por dicho año 2.008, originando también sanción por inexactitud.

7. La Renta presuntiva también es considerada por la legislación como una “renta líquida especial”; sin embargo como todos sabemos, su determinación, liquidación y declaración, tienen una aplicación alternativa, en el sentido de que, ésta es renta gravable si supera la renta líquida obtenida. (artículos del 188 al 191).

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados – Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas:[email protected] Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.

Menú