Continuando con el tema de la semana anterior, es decir, los beneficios tributarios que otorga las inversiones en el medio ambiente atendiendo a lo señalado por el articulo 158-2 del Estatuto Tributario, en esta oportunidad, explicamos los requisitos que se deben acreditar ante la Dian cuando ésta así lo exija en sus programas de verificación o fiscalización, para poder solicitar como deducción las inversiones en control y mejoramiento del medio ambiente.  En este sentido, el artículo 2° del Decreto 3172 de 2003, establece lo siguiente:

 

  1. Que quien realice la inversión sea persona jurídica;
  2. Que la inversión en control y mejoramiento del medio ambiente sea efectuada directamente por el contribuyente;
  3. Que la inversión se realice en el año gravable en que se solicita la correspondiente deducción;
  4. Que previamente a la presentación de la declaración de renta y complementarios en la cual se solicite la deducción de la inversión, se obtenga certificación de la autoridad ambiental competente, en la que se acredite que:
  5. a) La inversión corresponde a control y mejoramiento del medio ambiente de acuerdo con los términos y requisitos del decreto reglamentario en comento, y
  6. b) Que la inversión no se realiza por mandato de una autoridad ambiental para mitigar el impacto ambiental producido por la obra o actividad objeto de una licencia ambiental;
  7. Que se acredite mediante certificación del representante legal y del revisor fiscal y/o contador público según el caso, el valor de la inversión en control y mejoramiento del medio ambiente así como el valor de la deducción por dicho concepto.

 

Advierte el reglamento, que las autoridades ambientales pueden efectuar verificaciones del cumplimiento de la inversión y de detectar que no se ha cumplido con la realización total o parcial de la inversión; en este evento, el contribuyente tendría que reintegrar en el año en que se determine el incumplimiento el valor total o proporcional de la deducción solicitada, junto con los intereses moratorios y sanciones a que haya lugar.

 

Es de tener en cuenta igualmente que el artículo 3° del decreto reglamentario en comento, determina un listado de once (11) rubros a los que deben corresponder las inversiones ambientales, dentro de las cuales destacamos las inversiones en proyectos dentro del marco del plan de gestión integral de residuos sólidos, así como en proyectos que garanticen la reducción, la separación y control de los residuos sólidos; la adquisición de predios y/o terrenos destinados para la ejecución única y exclusiva de actividades de protección y manejo del medio ambiente conforme con los planes y políticas ambientales contenidas en el plan nacional de desarrollo; adquisición de maquinaria, equipos e infraestructura requeridos directa y exclusivamente para la operación o ejecución de sistemas de control del medio ambiente, etc.

 

 

BENEFICIOS TRIBUTARIOS EN EL IVA

 

En materia del impuesto sobre las ventas, debemos resaltar, entre otras, las siguientes previsiones del Estatuto Tributario que consagran tratamientos especiales en relación con bienes importados destinados al medio ambiente, así:

 

  1. El artículo 424-5 determina como bienes excluidos del IVA, los equipos y elementos nacionales o importados que se destinen a la construcción, instalación, montaje y operación de sistemas de control y monitoreo, necesarios para el cumplimiento de las disposiciones, regulaciones y estándares ambientales vigentes, para lo cual deberá acreditarse tal condición ante el Ministerio del Medio Ambiente.

 

  1. Por su parte, el artículo 428 literal f), consagra un beneficio ambiental similar al anterior que consiste en excluir de IVA la maquinaria o equipos importados, siempre y cuando no se produzcan en el país, destinados, entre otros, a la depuración o tratamiento de aguas residuales, emisiones atmosféricas o residuos sólidos para lograr el mejoramiento del medio ambiente, siempre y cuando hagan parte de un programa que apruebe el Ministerio de Ambiente (Decreto 2532 de 2001).

 

  1. Ahora en el artículo 424, consagra exclusión de IVA para bienes como caucho natural, madera en bruto, arboles de vivero para establecimiento de bosques maderables, cuchillos y hojas cortantes para máquinas y aparatos mecánicos de uso agrícola, hortícola y forestal, etc.

 

Por último, destacamos dos beneficios fiscales adicionales en el impuesto a la renta, así:

 

  1. El artículo 207-2 determina como renta exenta la venta de energía eléctrica generada con base en los recursos eólicos, biomasa o residuos agrícolas; el aprovechamiento de nuevas plantaciones forestales incluida la guadua; y el servicio de ecoturismo.

 

  1. El descuento tributario por reforestación (Artículo 253 del E. T.), que consiste en que el contribuyente declarante del impuesto a la renta persona natural o jurídica, tiene derecho a descontar del impuesto de renta liquidado, el 20% del valor de las inversiones en nuevos cultivos de arboles de las especies y en las aéreas de reforestación certificadas por las corporaciones autónomas regionales o las autoridades ambientes competentes.
Menú