Resolución 666 del 24 de abril de 2020 del Ministerio de Salud y Protección social

Se establece el protocolo general de bioseguridad para todas las actividades económicas, sociales y sectores de la administración pública. La directriz se emite a empleadores y trabajadores del sector público y privado que requieran desarrollar sus actividades durante el periodo de la emergencia sanitaria. En virtud de lo anterior, contiene las responsabilidades del empleador o contratante y del trabajador, contratista cooperado o afiliado partícipe vinculado mediante contrato de prestación o servicios.

En su anexo técnico se destacan las medidas de bioseguridad para trabajadores entre las que están el protocolo para el lavado de manos, distanciamiento social y el protocolo de uso de tapabocas y otros elementos de protección personal para la prevención del COVID-19.

[elfsight_pdf_embed id=»166″]
Menú