CONSULTORIO TRIBUTARIO de ARAQUE ASOCIADOS y DIARIO DEL HUILA en esta tercera entrega del análisis del Decreto 1070 de mayo 28 de 2013, empieza a analizar los procedimientos administrativos para efectos de establecer la base de retención en la fuente de los TRABAJADORES INDEPENDIENTES en la categoría de EMPLEADOS cuyos servicios se prestan por el ejercicio de profesiones liberales (médicos, abogados, contadores, ingenieros, etc.), o la prestación de servicios técnicos para cuyo ejercicio no requiere la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria y equipos especializados.

La base para la retención en la fuente de éstos trabajadores presenta muchos interrogantes y vacios dejados por la ley de reforma tributaria y que el gobierno nacional ha tratado de dilucidar con los decretos reglamentarios 099 y 1070 de 2013, lo que no venía sucediendo hasta diciembre 31 de 2012,  sin embargo,  para empezar a digerir bien el tema en especial para los agentes retenedores, es preciso tener claridad, que para estos efectos, cuando hablamos de rentas de trabajo, no solamente nos estamos refiriendo a los ingresos de los trabajadores con contrato laboral, sino también las rentas obtenidas por los trabajadores independientes (Articulo 103 ET) y que, conforme a las ultimas reglas de la reforma tributaria, ahora reúnan las condiciones para ser catalogados como EMPLEADOS también.

Con lo anterior destacamos, que a partir del año gravable 2013 para efectos del impuesto a la renta quedamos involucrados también los profesionales independientes o los prestadores de servicios técnicos dentro de la categoría de EMPLEADOS. Por tanto, los efectos tributarios es para verlos, en principio, desde dos puntos de vista: a) Para la retención en la fuente mensual a titulo del impuesto a la renta,  y b) De estar obligado, para la respectiva declaración del impuesto a la renta en su condición de EMPLEADO como nueva categoría tributaria.

La otra categoría tributaria es la que se denomina TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA, tema para el cual aún no existe reglamento.

No olvidemos entonces, que hoy, la condición de EMPLEADO como categoría tributaria la define el Articulo 329 E.T. al manifestar, que es toda persona natural residente en el país cuyos ingresos provengan en una proporción igual o superior a un 80% de la prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, mediante una vinculación laboral o de cualquier otra naturaleza, independientemente de su denominación. Los trabajadores que presten servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado, serán considerados dentro de la categoría de empleados, siempre que sus ingresos correspondan en un porcentaje igual o superior al 80% al ejercicio de dichas actividades.

Continuaremos en la próxima edición con este análisis de la depuración de la base de retención mensual para las rentas de trabajo de los trabajadores independientes, que quedó contemplada en el artículo 2 del Decreto 1070 de 2013.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: [email protected] Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315. Síguenos en Twitter @araqueasociados

Menú