Hasta el año gravable 2012, la residencia para efectos fiscales de las personas naturales consistía en  la permanencia continua o discontinua en el país por más de seis (6) meses en el año o periodo gravable. Así mismo, se consideraban residentes, las personas naturales nacional que conserven la familia o el asiento principal de sus negocios en el país, aún cuando permanezca en el exterior.

Ahora, con ocasión de la expedición de la Ley 1607 de 2012 (Reforma Tributario), el Legislador Tributario amplió las condiciones de la residencia para efectos tributarios de las personas naturales contenida en el artículo 10 del Estatuto Tributario.

En efecto, a partir del año gravable 2013,  se consideran residentes en Colombia, y por lo tanto sujetas al impuesto sobre la renta y complementarios, las personas naturales que cumplan cualquiera de las siguientes condiciones:

1.- Permanecer continuamente o discontinuamente en el País por más de ciento ochenta y tres días (183) calendario incluyendo día de entrada y día de salida del País, durante un periodo cualquiera de trescientos sesenta y cinco (365) días calendarios consecutivos; la permanencia puede contener uno o dos periodos o años gravables, en este caso, se configurará la residencia a partir del segundo año gravable.

Las novedades consisten en que ahora: la permanencia se contabiliza con días calendarios, incluyendo el día de entrada y salida del país; el periodo de permanencia ya no recae sobre un año grabable determinado, sino sobre 365 días calendarios consecutivos y por lo tanto, puede contener uno o dos periodo o años gravables.

2.- Encontrarse, por sus relaciones con el servicio exterior del Estado Colombiano o con personas que se encuentran en el servicio exterior del Estado colombiano, exentos de tributación el país que se encuentran en misión respecto de toda o parte de sus rentas y ganancias ocasionales durante el año o periodo gravable.

Este numeral aplica a las personas que están vinculadas al servicio diplomático colombiano y busca que las rentas y ganancias ocasionales tributen bien sea en el País de la misión o en Colombia.

3.- Ser nacionales y que durante el respectivo año o periodo gravable:

  1. a) Su cónyuge o compañero permanente no separado legalmente o los hijos dependientes menores de edad, tengan residencia fiscal en el país; o,
  2. b) El cincuenta por ciento (50%) o más de sus ingresos sean de fuente nacional; o,
  3. c) El cincuenta por ciento (50%) o más de sus bienes sean administrados en el país; o,
  4. d) El cincuenta por ciento (50%) o más de sus activos se entiendan poseídos en el país; o.
  5. e) Habiendo sido requeridos por la Administración Tributaria para ello, no acrediten su condición de residentes en el exterior para efectos tributarios; o,
  6. f) Tengan residencia fiscal en una jurisdicción calificada por el Gobierno Nacional como paraíso fiscal.

Este numeral establece a nuestro entender, una aclaración de las reglas aplicables a las personas naturales nacionales residentes en el exterior, pero que para efectos tributarios, se consideran residentes Colombianos.

Constituye una novedad, el hecho que se considere nacional, aquella persona natural que tenga residencia fiscal en un paraíso fiscal calificado así por el Gobierno Nacional. Ahora, falta a ver, cuando el Gobierno Nacional expedirá este Decreto.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: [email protected] Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315. Síguenos en Twitter @araqueasociados

Menú