Las empresas al iniciar el nuevo año comienzan a sentir el “desespero” por las dificultades que atraviesan como contribuyentes y declarantes de los impuestos nacionales y territoriales, al tener que dar cumplimiento a toda clase de obligaciones tributarias sustanciales y formales que han señalado para los primeros meses del año.

 

A manera de ejemplo; entre las más importantes: después del adecuado cierre contable como labor implícita de la empresa, (i) emisión, certificación y dictamen de sus estados financieros; (ii) renovación del registro mercantil; (iii) envío de estados financieros a la Superintendencia del ramo correspondiente; (iv) elaboración y envío de la información en medios magnéticos a la DIAN que vuelven a presentarse antes de los vencimientos de las respectivas declaraciones de renta (entre los meses de marzo y abril de 2009); (v) elaboración, revisión y presentación de la declaración de renta y complementarios; (vi) emisión de certificados de retenciones en la fuente; (viii) cumplimiento de las obligaciones rutinarias de periodo como la presentación de las declaraciones de retención en la fuente del orden nacional, retenciones de ICA, declaración de IVA y declaración anual de ICA, entre otras.

 

Lo ideal, para evitar más traumatismos, es que el envío a la Dian de los medios magnéticos sea posterior a los vencimientos de las respectivas declaraciones de renta. Pero como se anoto, no va a ser así, salvo que el Gobierno Nacional señale los vencimientos de las declaraciones para después de las de medios magnéticos, o que, los de medios magnéticos se aplacen para después de las declaraciones de renta.

 

Pero bueno, se debe estar preparado, para ello se recomienda  establecer una planeación de actividades, para así disminuir riesgos de verse afectados a posibles sanciones por parte de la Dian por inconsistencias de información.

 

En esta entrega, por solicitud de nuestros clientes, vamos a recomendar algunos puntos, en primer lugar, para el adecuado cierre contable:

 

  1. Efectivo en bancos: a) Análisis de las conciliaciones bancarias con corte a diciembre de 2008, identificando partidas pendientes de registro contable, como: gastos por comisiones bancarias e intereses y rendimientos financieros. Por otro lado, consignaciones de clientes pendientes de aplicar, las cuales afectan el saldo de las cuentas por cobrar clientes. b) Solicitar certificados a las entidades financieras donde se poseen las cuentas corrientes o de ahorro, de los rendimientos financieros causados en el período y las retenciones en la fuente practicadas; en igual forma, el gravamen a los movimientos financieros retenido en el año 2008, que servirá de prueba para solicitar la deducción del 25% de este valor retenido.

 

  1. Activos y pasivos en moneda extranjera: Análisis de la diferencia en cambio causada mensualmente por la vigencia 2008; recordemos que de conformidad con el DR 2649/93, si al final de cada mes como resultado de ajustar los saldos en moneda extranjera, resulta un gasto se debe registrar en forma independiente como gasto; si al final el resultado es ingreso, se registrará como ingreso financiero. La Superintendencia de Sociedades, ha señalado mediante oficio circular que no es viable “netear” la diferencia en cambio. Como resultado de la revaluación y devaluación del peso frente al dólar en los meses del año 2008, el ajuste a la TRM para el dólar al final de cada mes, en unos meses generó gasto y en otros ingreso por diferencia en cambio. De acuerdo con la Resolución 3841 de 2008 de la Dian, el ingreso y gasto financiero por diferencia en cambio, se debe informar por cada tercero del exterior.

 

  1. Acciones y aportes poseídos en sociedades: De acuerdo con la Circular 05 de 1.998 de la Superintendencia de Sociedades, si las acciones y aportes no se cotizan en bolsa o su cotización es baja, se deben ajustar contablemente al valor intrínseco contable al 31 de diciembre de 2008; como resultado de este ajuste se registrará una provisión o valorización. Si las acciones registraron un índice de cotización medio o alto, se deben ajustar al valor de cotización en bolsa; como resultado de este ajuste, se registrará igualmente una provisión o valorización. Si las compañías poseen inversiones en subordinadas, se deben registrar contablemente por el método de participación patrimonial (Circular Conjunta 06-011 de agosto 18 de 2005 de supersociedades), para éste propósito se requieren estados financieros de las subordinadas al 31 de diciembre del año 2008 y 2007, para determinar las variaciones a las diferentes cuentas del patrimonio y reconocer un superávit por el método de participación, o un ingreso o un gasto por el método de participación, en el caso de los resultados del ejercicio de la subordinada en el año 2008.

 

Para propósitos fiscales, es obligatorio solicitar un certificado de los dividendos abonados en cuenta en el año 2008, gravables y no gravables de conformidad con el procedimiento establecido por el artículo 48 y 49 del E. T. El certificado que expida la sociedad donde se poseen las inversiones debe incluir también como utilidades no gravadas, el resultado de la deducción especial por la adquisición de activos fijos reales productivos de conformidad con lo establecido por al artículo 158-3 del E.T. Si las compañías enajenaron acciones que constituyeron activos fijos y fueron poseídas dos años o más, la utilidad fiscal que se obtenga (precio de venta menos costo fiscal), se grava en forma separada de la renta ordinaria como ganancia ocasional. Si hay pérdidas ocasionales en la venta de acciones y aportes, estas no son deducibles de las ganancias ocasionales.

Menú