“Lo claro es, que sí se necesita reforma tributaria por razones que todos los colombianos conocemos, y no intentarlo, sería incumplir lo prometido a los distintos sectores de la economía que aceptaron en el 2014 un impuesto a la riqueza y una sobretasa del Cree, con la condición de que se propusiera para el 2016 una reforma tributaria estructural”.

Pido disculpas a nuestros lectores cuando utilizamos los vocablos SI y NO. Estamos tan hartos de lo mismo que nos causa extravagancia y estrés, pero nos alienta, que unidos, lograremos la paz        -estable y duradera- para nuestros hijos de esta patria amada.

El resultado del plebiscito incide de sobremanera en lo que va a ser la reforma tributaria. Pero con todo respeto a mis lectores, “la madre” para el que, en diciembre, juegue al sí o al no en los aguinaldos.

Hemos venido escuchando de reforma tributaria estructural, como algo complejo y de alta expectativa por los cambios estructurales que implica en los sistemas impositivos; también escuchamos de reforma tributaria coyuntural, es decir, menos compleja y busca ante todo ampliación de bases gravables, sobretasas a los impuestos existentes, prolongación del cuatro por mil y tributación a la posesión de riqueza; y también hemos escuchado últimamente ¿habrá este año reforma tributaria?

El señor Ministro de Hacienda expreso la semana pasada a los medios de comunicación, que aún no estaba listo el proyecto, y es creíble, porque sencillamente el gobierno no tenía listo plan b definido por su seguridad en el resultado del plebiscito.

En estos momentos los colombianos nos estamos preguntando: ¿Y de la reforma tributaria qué? Opino, que si en esta semana no se radica en el congreso el tan anunciado proyecto de reforma tributaria como la había prometido el gobierno antes del 02 de octubre, es por la dificultad que se les está presentando para escoger lo que se deja, lo que se quita, lo que se adiciona, por los resultados sorprendentes del plebiscito y ahora tras el otorgamiento del Nobel de Paz para el presidente Santos, aspectos que indudablemente afectaron el contenido del proyecto de reforma tributaria.

Lo claro es, que sí se necesita reforma tributaria por razones que todos los colombianos conocemos, y no intentarlo, sería incumplir lo prometido a los distintos sectores de la economía, que aceptaron un impuesto a la riqueza con la reforma del año 2014 con la condición de que se propusiera para el 2016 una reforma tributaria estructural.

Lo bueno es que, si hay reforma tributaria, el propósito y recomendación de los expertos de cargarle la mano al incremento del IVA, podría no prosperar porque, ya no hay voluntad política para tal fin y los congresistas se alistan para la próxima campaña política. Y lo malo es que, si se aprueba ese incremento, la medida es muy impopular y sería el mayor desconcierto de las clases de menos recursos del pueblo colombiano.

En fin, algunos expertos recomiendan que, entre la necesidad económica y la coyuntura política, podría aprobarse una reforma sin incremento de la tarifa del IVA. Así lo sostuvo el Dr. Julio Roberto Pizza de la Comisión de expertos tributarios, dice que, “aun sin IVA (que no es lo ideal), la reforma tendría sentido, porque en ella hay mucho más que el IVA. Mejorar el sistema es una necesidad”.

En todo caso, en estos momentos, los riesgos para tramitar una reforma tributaria son altos, pero ante esa perspectiva económica, hay que ser conscientes, que muchos puntos recomendados por los expertos, si no se logran con reforma tributaria, como bajar la tarifa de las empresas, tal hecho frena la inversión, que la administración tributaria requiere de cambios y correcciones para mejorar su función y controlar la evasión y el contrabando, que los cambios en los impuestos territoriales no dan espera, y definir y quedar consagrado de donde se obtienen los recursos para reemplazar el cuatro por mil y la sobretasa del Cree, por ejemplo, gravando los dividendos y una adopción parcial de las NIIF en la base gravable del impuesto a la renta.

Esta última parte es la otra gran expectativa de los contribuyentes de los impuestos nacionales. ¿El periodo de los cuatro años de espera para que las normas internacionales de contabilidad tengan incidencia en las bases gravables de los impuestos, será derogada, recortada o se aprobará una adopción parcial?

Como punto de referencia para los contribuyentes obligados a llevar contabilidad, la reforma podría contemplar, entre otros:

  1. Tener en cuenta los elementos de los Estados Financieros, los sistemas de reconocimiento y medición de conformidad con los marcos técnicos normativos contables vigentes.
  2. Los activos, pasivos, patrimonio, ingresos, costos y gastos tendrán en cuenta la base contable de acumulación o devengo.
  3. Cuando se utiliza la base contable “devengo”, una entidad reconocerá partidas como activos, pasivos, patrimonio, ingresos, costos y gastos, cuando se satisfagan las definiciones y los criterios de reconocimiento previstos para tales elementos, de acuerdo con los marcos técnicos normativos contables.
  4. Ingreso fiscal igual a ingreso devengado contablemente en el año. Existirán excepciones, en donde el reconocimiento fiscal se hará cuando lo establezca el ET, por ejemplo:
  5. Dividendos provenientes de sociedades nacionales, siguiendo regla artículo 27 ET
  6. Venta de inmueble (escritura pública).
  7. En las transacciones de financiación que generen ingresos por intereses implícitos de conformidad con los marcos técnicos normativos contables. Por interés implícito se entiende el originado en aquellas transacciones de financiación que tienen lugar cuando los pagos se extienden más allá de los términos de la política comercial y contable.
  8. Los ingresos del método de participación patrimonial se gravarán según art. 27(1) ET o en la enajenación.

CONTINUARA……

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com. Preguntas: [email protected] Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficina 7 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 866 7916 y 321 452 3315.

Menú