El régimen tributario especial (RTE) que aplica a las entidades sin ánimo de lucro y al sector cooperativo, son los sujetos pasivos del impuesto sobre renta y complementarios señalados en el art. 19 del E.T. en forma como fue modificado por el art. 140 de la Ley 1819 de 2016, cuyas diferencias principales con el régimen ordinario, es que venían gozando y siguen gozando hoy de unas prerrogativas como tarifa del impuesto del 20%, no están sometidos a retención en la fuente, el beneficio neto o excedente se determina restando como egreso inclusive las inversiones, que su objeto social sea de interés general; pero requieren de una calificación por parte de la Dian, previa solicitud del contribuyente, con el cumplimiento de los requisitos que fueron establecidos por el Decreto 2150 de 2017, reglamento inserto en el DUT 1625 de 2016.

Mediante este concepto, la Dian se pronuncia para aclarar, que las donaciones que efectúe una entidad del régimen tributario especial a otra entidad del mismo régimen o a entidades no contribuyentes del impuesto a la renta  (son las entidades señaladas en los artículo 22 y 23 del E.T.) puede tener el tratamiento del descuento tributario consagrado en el artículo 257 del E.T (donaciones), pues este descuento aplica para todos los contribuyentes del impuesto a la renta. En este orden de ideas, estas entidades pueden obtener el beneficio tributario al realizar donaciones en los términos de los artículos 257 y 258 del estatuto tributario, siempre y cuando determine el impuesto en el mismo periodo gravable en que realiza la donación. Agrega, además, fundamentado en lo dispuesto del parágrafo del artículo 357 del estatuto tributario, que los valores donados en el periodo gravable por una entidad del Régimen Tributario Especial a otra entidad cuya naturaleza sea la misma podrán tener tratamiento como egresos procedentes.

[elfsight_pdf_embed id=»97″]

Menú