En esta ocasión nos vamos a referir a tres temas muy importantes que han sido consultados por nuestros lectores en el link [email protected] y que tienen que ver con el diario vivir en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, que entre otros temas no menos importantes que trajo la reforma tributaria, aspiramos con mucho gusto continuar dilucidando en esta misma columna de opinión.

La primera pregunta: “Si para cumplir ahora con el nuevo sistema de autorretencion especial para el impuesto a la renta por parte de los contribuyentes, se puede aplicar las bases mínimas que tradicionalmente se utilizan para no ser necesario retener en la fuente”.

Segunda pregunta: “Es necesario continuar exigiendo a los prestadores de servicios la certificación anual para establecer la categoria tributaria y sobre todo para determinar la base y tarifa de retención en la fuente”.

Y una tercera pregunta: “Cual es el procedimiento con la nueva reforma tributaria para solicitar a la Dian la autorización de poder corregir las declaraciones tributarias para disminuir el impuesto a pagar o aumente el saldo a favor”.

Respuesta a la primera pregunta: Para este fin el gobierno nacional expidió el Decreto 2201 del 30 de diciembre de 2016, inserto en el DUT (decreto único tributario 1625 de 2016), del cual se destacan claramente los siguientes aspectos:

  1. La obligación de la autorretencion “especial” rige a partir del 1º de enero de 2017.
  2. Aplicable exclusivamente para sociedades nacionales y sus asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementario o de los establecimientos permanentes de entidades del exterior y las personas jurídicas extranjeras o sin residencia.
  3. Por lo tanto, las sociedades obligadas, deben estar exoneradas del pago de las cotizaciones al Sistema General de Seguridad Social en Salud y del pago de los aportes parafiscales a favor del SENA, del ICBF y las cotizaciones al régimen contributivo de salud, respecto de los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, menos 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes.
  4. Los obligados a esta autorretención a título de renta, continúan sujetos a la retención en la fuente por los conceptos señalados en las normas vigente (Compras, servicios etc).
  5. Las sociedades que ya venían con la calidad de autorretenedores autorizados por la Dian o por decreto, continuaran efectuando la autorretención señalada en el Art. 368 parágrafo 1 del Estatuto tributario.
  6. No deberán efectuar la autorretención, las personas naturales, las entidades sin ánimo de lucro, las propiedades horizontales mixtas del Art. 19-5 del E.T., los no contribuyentes de renta y particularmente como se desprende de estas mismas normas, las personas jurídicas que no accedan al beneficio de la exoneración de aportes a salud y parafiscales contemplado en el art. 114-1 del E.T.
  7. La autorretención se causa sobre los ingresos brutos del contribuyente (operacionales y no operacionales) a las tarifas del 1.60%, 0.80% y 0.40% teniendo en cuenta la actividad económica principal del contribuyente en la misma forma como estaba previsto cuando regia la autorretencion del Cree.
  8. No procederá la autorretención sobre los pagos o abonos en cuenta que no se encuentran gravados con el impuesto sobre la renta y complementario.
  9. No olvidar que los ingresos por ganancias ocasionales quedaron sujetos a la autorretención de renta.
  10. Con respecto a la pregunta de nuestro lector y que se refiere a las bases para esta nueva autorretencion del impuesto a la renta (Recomendamos leer el Art. 1 del Decreto 2201 de 2016, inserto en el DUT en el artículo 1.2.6.7 ), consideramos que la Dian se debe pronunciar específicamente sobre este particular, sin embargo recomendamos tener presente el concepto No. 59385 del 19 de septiembre de 2013 expedido para cuando existía la autorretencion del CREE, donde la Dian distingue y precisa que NO EXISTEN CUANTÍAS MÍNIMAS de autorretencion, pero si existen BASES para calcular la misma y estas bases son las que se enumeran en el citado artículo 1.2.6.7 del DUT. Por el momento a nuestro criterio, las bases mínimas de los 4 y 27 UVT permitidas tradicionalmente para no efectuar retención en la fuente, serán igualmente aplicables para esta nueva autorretencion.

Respuesta la segunda pregunta: El consultante se refiere a la información que con carácter de “reporte” (no certificación) debían dar por escrito las personas naturales residentes en el país a sus pagadores o agentes de retención para efectos de establecer la categoria tributaria a la que debía aplicar el beneficiario de un pago sujeto a retención en la fuente y así mismo establecer el concepto, base y tarifa de retención por sus servicios personales. (Decreto 1070 de 2013, reglamentario de algunas disposiciones que introdujo la Ley 1607 de 2012 a la retención fuente para la categoria tributaria de empleados).

Hoy los agentes de retención en la fuente, ya no deben solicitar ese reporte de información a las personas naturales (Art. 1 Decreto 1070 de 2013), por las siguientes razones:

  1. La Ley de reforma tributaria (Ley 1819 de 2016) modificó significativamente los elementos estructurales del impuesto a la renta de las personas naturales eliminando a partir del año gravable 2017 las categorías tributarias de empleados y trabajadores por cuenta propia, de igual manera desapareciendo los sistemas del IMAN y el IMAS, como la derogatoria expresa de la retención en la fuente mínima que establecía el artículo 384 del E.T.
  2. Al ser el nuevo sistema de base gravable del impuesto a la renta de las personas naturales un modelo de renta cedular, ya no importa para la retención en la fuente del año 2017 ni para declarar el impuesto a la renta de este mismo año, las categorías tributarias, que a propósito, solo tendrán aplicación hasta el año gravable 2016 y que eran el punto de referencia para el concepto, base y tarifa de retención en la fuente.
  3. Si de información a reportar se trata, ahora con la reforma, solo para efectos de la retención en la fuente por honorarios y compensaciones por servicios generales, es necesario que el beneficiario del pago informe por escrito a su agente retenedor (reporte) si ha contratado o vinculado (si o no) dos o más trabajadores asociados con la actividad generadora de renta (Art. 383 E.T.).

Respuesta para la tercera pregunta: Antes de responder, este tema, es el más importante cambio que hizo la reforma tributaria al procedimiento tributario. Se trata del procedimiento a seguir para correcciones de declaraciones tributarias que disminuyen el valor a pagar o aumenten el saldo a favor, el cual, ya no es necesario pedir autorización a la Dian adjuntado el proyecto de corrección pretendido por el declarante, sino que, de una, la corrección se presenta por el medio que le corresponda (virtual o física en bancos).

Pero es preciso tener en cuenta las siguientes dos (2) aclaraciones: 1) Mientras la Dian adecua su plataforma virtual al nuevo procedimiento que de acuerdo con la reforma tributaria le da un año de plazo, mientras tanto, hay que continuar con el mismo procedimiento, quiere decir, elevando por escrito a la Dian la autorización adjuntando el proyecto de corrección, y previo el cumplimiento de los requisitos exigidos, este organismo al cabo de 6 meses autoriza o niega la corrección, si la niega, impone sanción por improcedencia. 2) Cuando la Dian informe en su página web que sus sistemas electrónicos informáticos ya estan adecuados para tal efecto, queda eliminado el procedimiento de solicitud previa y la declaracion de corrección que disminuya el valor a pagar o aumente el saldo a favor, se debe presentar directamente por el medio que le corresponda al declarante (virtual o física en bancos).

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com. Preguntas: [email protected] Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficina 7 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 866 79 16 y 321 452 3315.

Menú