A nuestro portal www.araqueasociados.comhan comenzado a llegar consultas tributarias enredadas en el andamiaje de los nuevos marcos técnicos normativos contables, y una de estas consultas recientes, tiene que ver con el tema de activos y pasivos financieros, y según el consultante, desea conocer con claridad su naturaleza, definición y clasificación con el fin de ubicarlos correctamente en la declaracion del impuesto a la renta del año 2017, toda vez que, posee acciones en Ecopetrol y siempre las ha venido declarando como tal, es decir, como acciones. Aunque no está obligado a llevar libros de contabilidad (Es rentista de capital), tiene especial interés en conocer y tener claridad de cuales activos y pasivos tienen esa clasificación de financieros, teniendo presente que el tema ha tenido mucha relevancia con las NIIF y con la reforma tributaria de la Ley 1819 de 2916.

 

Para responder, vamos a enfocar nuestra orientación más hacia el tratamiento tributario en la declaracion de renta del año gravable 2017, teniendo presente, que este tipo de inversiones en acciones, tanto contable como tributario se reconocen como Activos financieros y según nos indica el consultante, son acciones preferidas frente al concepto de acción ordinaria, dado que, como tales, le han garantizado dividendo, pero no incorpora derecho a voto.

 

  1. Toda la comunidad contable-tributaria del país es consciente ya y no se puede ignorar desde ningún punto de vista, de las incidencias de las normas contables en la base gravable del impuesto a la renta a partir del año 2017, y para iniciar nuestra ilustración dada la consulta, la mejor referencia y guía hacia esos efectos, es lo señalado por el artículo 21-1 del estatuto tributario adicionado precisamente por el articulo 22 de la última reforma tributaria Ley 1919 de 2016, donde se consagra expresamente, que el valor de los activos, pasivos, patrimonio, ingresos, costos y gastos de los sujetos pasivos del impuesto a la renta obligados a llevar contabilidad, aplicaran los sistemas de reconocimiento y medición de acuerdo con los marcos técnicos normativos contables vigentes en Colombia cuando la ley tributaria remita expresamente a ellos, o en los casos en que la normatividad tributaria no regule la materia. En todo caso, la ley tributaria puede consagrar un tratamiento tributario diferente al contable, como en efecto así sucedió con la ultima reforma tributaria, eventos en los cuales, destacamos por ejemplo, los señalamientos expresos de los artículos 28, 95 y 105 del estatuto tributario, para hacer notar diferencias en ingresos, costos y deducciones, que demandaran conciliaciones entre lo contable y fiscal, tema sobre el cual, en estos días que estamos próximos de presentación de las declaraciones de renta de los grandes contribuyentes y demás personas jurídicas, siguen surgiendo grandes inquietudes, porque la verdad, nadie ha dicho la ultima palabra sobre el tema.

 

  1. TRATAMIENTO TRIBUTARIO DE LAS ACCIONES PREFERENTES

 

El propietario de estas acciones como características principales, tiene derecho a recibir un dividendo mínimo con prioridad sobre los accionistas ordinarios y al reembolso preferencial de su inversión en caso de disolución de la sociedad, pero por regla general, no incorpora derechos políticos, es decir, no tiene derecho a voto.

 

A partir del año gravable 2017, no sin antes invitar primero a los contadores a una juiciosa y armoniosa lectura de los artículos 33 y 33-1 del estatuto tributario, destacamos después que el artículo 33-3 para efectos de la declaracion del impuesto a la renta, estableció el siguiente tratamiento tributario para las acciones preferentes:

 

“Tratamiento tributario de las acciones preferentes.Para efectos fiscales, las acciones preferentes tendrán, para el emisor, el mismo tratamiento de los pasivos financieros. Para el tenedor, tendrán el tratamiento de un activo financiero. Por consiguiente, el tenedor deberá reconocerun ingreso financiero, respecto de los pagos, al momento de su realización o la enajenación del activo.

PARÁGRAFO 1.El presente artículo aplicará a aquellas acciones preferentes que reúnan la totalidad de las siguientes características:

  1. Por regla general, no incorporan el derecho a voto.
  2. Incorporan la obligación, por parte del emisor, de readquirir las acciones en una fecha futura definida.
  3. Incorpora una obligación por parte del emisor de realizar pagos al tenedor, en una suma fija o determinable, antes de la liquidación y, en caso de que en el período no haya utilidades susceptibles de ser distribuidas como dividendos, la acción incorpora la obligación de pago posterior en el momento en que existan utilidades distribuibles.
  4. No se encuentran listadas en la Bolsa de Valores de Colombia.

PARÁGRAFO 2.Los rendimientos de las acciones preferentes se someten a las reglas previstas en este Estatuto para la deducción de intereses. Las acciones preferentes se consideran una deuda. Las acciones que no reúnan las condiciones del Parágrafo 1, se consideran instrumentos de patrimonio, sus rendimientos se someten a las reglas de dividendos y su enajenación a las reglas previstas para la enajenación de acciones.

 

En este nuevo contexto normativo tributario, digamos que, hasta el año gravable 2016, las acciones preferentes se venían declarando dentro de los activos del contribuyente como inversiones, en este caso como inversiones en acciones, y como tales por tener el tratamiento como si fuera un activo fijo, estaban sujetas al reajuste fiscal del art. 70 del E.T.; y por otro lado, para efectos del cálculo de la renta presuntiva, se restaban por su valor patrimonial neto como patrimonio excluido del régimen de presunción.

 

Ahora, para la declaracion del impuesto a la renta del año gravable 2017, aunque el tema requiere reglamentación porque las reglas no son muy claras, a nuestro criterio tendrá el siguiente tratamiento, siempre y cuando las acciones preferentes reúnan la totalidad de las características enunciadas en el parágrafo 1 de la norma transcrita:

 

  1. Se declara dentro del patrimonio como un Activo Financiero por su valor de adquisición atendiendo también a las reglas de los artículos 74-1 (costo fiscal de las inversiones) y 272 (valor patrimonial de las acciones) del E.T., en este caso, como si fuera una simple cuenta por cobrar, dado que para el emisor del título se considera un pasivo financiero, es decir, una deuda; y además, el tenedor del título ya no podrá restar esas acciones preferentes para el cálculo de la renta presuntiva.
  2. Los rendimientos recibidos por el tenedor, en principio opinamos, tienen el tratamiento de rendimientos financieros sujetos inclusive a retención fuente por este concepto, como quiera que el emisor del título cuando hace el pago o abono en cuenta de dichos rendimientos se someten a las reglas de las deducciones por intereses y no a dividendos.
  3. Las acciones que no reúnan las condiciones del parágrafo 1° se consideran un instrumento de patrimonio, sus rendimientos se someten a las reglas de dividendos y su enajenación a las reglas previstas para la enajenación de acciones.

 

Por lo demás, un instrumento financiero es un contrato que da lugar a un activo financiero de una entidad y a un pasivo financiero o a un instrumento de patrimonio de otra. Las normas internacionales establecen los requisitos de reconocimiento y valoración de activos y pasivos financieros definidos en la NIIF para las Pymes en los siguientes términos:

 

  1. Un activo financiero es cualquier activo que sea: (a) efectivo; (b) un instrumento de patrimonio de otra entidad; (c) un derecho contractual que conlleva: (1) a recibir efectivo u otro activo financiero de otra entidad; o (2) a intercambiar activos financieros o pasivos financieros con otra entidad, en condiciones que sean potencialmente favorables para la entidad.
  2. Un pasivo financiero es cualquier pasivo que sea: (a) una obligación contractual que conlleva: (i) entregar efectivo u otro activo financiero a otra entidad; o (ii) de intercambiar activos financieros o pasivos financieros con otra entidad, en condiciones que sean potencialmente desfavorables para la entidad.

 

Dentro de este contexto, consultando el documento de orientación técnica No. 009 del Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) sobre la aplicación de NIIF para Pymes, señala que los instrumentos financieros básicos que quedan dentro del alcance de la Sección 11 son los siguientes (párrafo 11.8 y 11.9):

 

  1. Efectivo, o su equivalente,
  2. Una inversión en acciones preferentes no convertibles y acciones preferentes u ordinarias sin opción de venta.
  3. Un instrumento de deuda (como una cuenta, pagaré o préstamo por cobrar o pagar) que satisfaga todas las condiciones siguientes: (a) Los rendimientos para los tenedores son: (i) un valor fijo; (ii) una tasa fija de rendimiento sobre la vida del instrumento; (iii) un rendimiento variable que a lo largo de la vida del instrumento se iguala a la aplicación de una referencia única cotizada o una tasa de interés observable (tal como la DTF o el IPC);  (iv) alguna combinación de estas tasas fijas y variables.
  4. (….)

 

Por lo tanto, el concepto de instrumento financiero en las normas internacionales se apoya en dos elementos esenciales: (1) Detrás de un instrumento financiero existe un contrato o negocio jurídico, no necesariamente escrito, con consecuencias económicas que las partes tienen poca o ninguna opción de evitar. En este sentido, los créditos u obligaciones con la administración pública no tienen la consideración de instrumento financiero por no existir tal relación contractual. (2) Existen dos partes involucradas que van a registrar simultáneamente un mismo contrato. El inversor lo registrará como activo financiero y el emisor lo hará como pasivo financiero si conlleva obligación de pago o, en caso contrario, como instrumento de patrimonio. Si estamos registrando un único contrato desde dos ópticas distintas, es lógico pensar que el tratamiento contable que se debe otorgar al contrato debe seguir patrones simétricos para garantizar la máxima coherencia de la norma.

 

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consúltenos en www.araqueasociados.comPreguntas y sugerencias en el correo: contacto@copio.araqueasociados.com. Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficina 7 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 8721132 y 321 452 3315 de Neiva, Huila.